bolosresultadosP
La fertilización de cultivos es una práctica común en el mundo que busca mejorar los rendimientos y la producción, sin embargo, casi el 80 % de los fertilizantes inorgánicos se pierden después de la primera semana de aplicación, lo que trae consigo no solo desventajas económicas sino también impactos ambientales desfavorables como la contaminación de suelos y fuentes hídricas superficiales y subterráneas.
 

Para plantear mejoras ante esta situación, la Universidad EIA y la unidad de I+D+i de la compañía Sobiotech SAS trabajaron durante 3 años en el desarrollo de un dispositivo elaborado sobre la base de celulosa residual, que cumple la función de liberar de manera controlada los fertilizantes, de manera que los nutrientes puedan ser suministrados de forma racionada y estar presentes en los suelos durante mayor tiempo.

Este proceso de investigación contó con el apoyo financiero de Colciencias, tiene actualmente una solicitud de patente ante la Superintendencia de Industria y Comercio y se espera que pase de la producción en escala de laboratorio a una planta piloto que permita evaluar las posibilidades de producción industrial y posterior comercialización.