La novedad permite elaborar productos terminados en menos tiempo, evitando re-procesos y disminuyendo costos e impacto ambiental.
El método podrá aplicarse para mejorar las propiedades de ciertos componentes en las industrias automotriz y aeronáutica, entre otras.

La Superintendencia de Industria y Comercio otorgó a la Universidad EIA y a la Universidad Pontificia Bolivariana la patente de invención titulada “Método para la manufactura de materiales compuestos de aleación con base aluminio de estructura globular y partículas cerámicas dispersas”. El trabajo conjunto para desarrollar este procedimiento estuvo a cargo de los profesores investigadores Marco Fidel Valencia García (Universidad EIA) y Hader Vladimir Martínez Tejada (Universidad Pontificia Bolivariana).

Contexto de la noticia

Los materiales metálicos, como el aluminio, pueden ser combinados con otros tipos de materiales, como los cerámicos, con el fin de mejorar su desempeño o funcionalidad. Cuando esto ocurre, el resultado es conocido como un material compuesto de matriz metálica (MMC, sigla en inglés de Metal Matrix Composites).

En el empleo de materiales MMC, la producción industrial suele iniciar con la fundición y agitación, para pasar al formado de lingotes y el almacenamiento de los mismos que luego son recalentados para darles forma y lograr productos terminados. Sin embargo, la tendencia actual en la tecnología mundial está orientada al desarrollo de procesos más económicos que no requieran acabados posteriores. Lo que se busca es entregar productos finales en una sola operación.

Actualmente, la conformación bajo presión –procedimiento mediante el cual se imprimen formas sobre materiales con una temperatura dada– es una de las tecnologías más eficientes para elaborar diferentes productos, durables y rígidos, con base en MMC. En este sentido, los profesores Marco Fidel Valencia García y Hader Vladimir Martínez Tejada diseñaron y construyeron un equipo de conformación bajo presión, el cual fue además integrado a un sistema de agitación mecánica para la síntesis de materiales MMC.

Este equipo es capaz de producir componentes y partes metálicas de forma neta (en una misma operación), que resultan de utilidad tanto para la investigación como para la producción de nuevos materiales aplicables en diferentes industrias como la aeronáutica y la automotriz, las cuales emplean partes hechas de materiales MMC, con propiedades mecánicas mejoradas.

La licencia, que estará vigente hasta el año 2034, es la segunda patente de invención otorgada a la Universidad EIA. La primera consistió en el "Método para la obtención de carburo de silicio (SIC) a partir de cascarilla de arroz" y fue concedida en el pasado mes de enero. En esta, también oficiaron como co-inventores los profesores Valencia y Martínez.