• 1

Traductor internas

es ES en EN

Desde el ámbito energético, un prosumidor es aquel que consume energía eléctrica y además la produce, por lo que la legislación que los regula corresponde a la referida tanto a consumidores como a generadores.

Sabiendo que dentro del grupo de productores puede haber grupos como generadores, autogeneradores, cogeneradores y productores marginales; que los consumidores se clasifican por sectores en residenciales, industriales, comerciales y oficiales, y que a partir de su consumo pueden ser usuarios regulados o no regulados; las combinaciones son diversas, pero la aplicación del término prosumidor tiene mayor aplicabilidad para un USUARIO AUTOGENERADOR regulado o no regulado con capacidad de autoabastecer parcial o totalmente su consumo de energía eléctrica e inyectar sus excedentes de energía a la red.

La regulación para los autogeneradores a gran escala, es decir, aquellos con sistemas de generación con capacidad superior a 1 MW, ha sido desarrollada hace varios años atrás, comenzó con la Ley 143 de 1994, donde la autogeneración fue de carácter exclusivo para satisfacer su propio consumo, luego su reglamentación a través de la Resolución CREG 084 de 1996 amplió el concepto posibilitando la propiedad de los activos de generación a un tercero, dos años después, se reglamentaron los excedentes de energía y más cercano en la actualidad, la Resolución CREG 024 de 2015 permite que el autogenerador a gran escala sea de una capacidad mayor a su demanda, con lo que se dio una gran señal a la industria para que no sólo bajo condiciones críticas de hidrología pudieran actuar, sino también como mecanismo de participación activa de la demanda en el mercado para garantizar el suministro y mejorar la eficiencia.

Por su parte, la reglamentación sobre los autogeneradores a pequeña escala o con sistema de generación menor o igual a 1 MW era prácticamente nula, ya que si una empresa tenía un sistema de autogeneración por ejemplo de 100 kW sólo podía utilizarlo para sus propias necesidades, más allá de esto, era tratado como un autogenerador a gran escala, con lo cual se volvía inviable su participación en el mercado, más aún cuando cualquier inyección a la red carecía de remuneración.

A partir de la Ley 1715 de 2014 donde se promueve el uso eficiente de los recursos energéticos y la integración de energía no convencional de carácter renovable a la red, comienza a tomar fuerza la utilización de pequeños sistemas de autogeneración principalmente sistemas fotovoltaicos con los cuales grandes superficies comerciales e industriales encuentran una solución al problema de seguridad y confiabilidad en el suministro, así como la posibilidad de materializar una oportunidad comercial  por medio de la inyección de energía a la red con remuneración. Esto es hoy una realidad gracias a la Resolución CREG 030 de 2018, la cual define el conjunto de reglas para la integración al sistema eléctrico de la autogeneración a pequeña escala y generación distribuida, el procedimiento simplificado para la conexión y la medición, así como los mecanismos de comercialización de excedentes de energía.

Desde el punto de vista de la autogeneración, y sabiendo que en la legislación colombiana el término prosumidor no se encuentra definido, se presenta a continuación un resumen de las leyes que lo acogen.

 

 Imagen1